NUEVA YORK — Alex Rodriguez miró el premio que acababa de recibir de parte de la nieta de Babe Ruth con grandes ojos y quijada desencajada. Era como si no creyera que era suyo el premio.

“JMV de la Postemporada. Wow,” dijo Rodriguez el sábado en la noche. Luego de la pausa para el drama, añadió, “Qué es lo próximo, ¿el premio al buen muchacho?”.

Rodríguez
Hace menos de un año, era difícil decidir que era más absurdo que se ganara la atribulada estrella del béisbol.AP Sigue leyendo