Desde 1951, el Juego de las Estrellas o los All Star Game son una cita inevitable de la temporada NBA. Este acontecimiento se mediatiza aun más que las propias finales y se difunde a más de 215 países en todo el mundo. Se enfrenta cada año a los mejores jugadores de cada conferencia en un partido exposición donde el espectáculo y el show pesan mucho más que el mismo resultado.

Con el paso del tiempo, se han añadido otros torneos que se desarrollan conjuntamente con el juego de las estrellas:

El Shootout Contest (Competencia de Trriples) creado en 1986, donde se opone a los más finos gatillos de la liga.

El Rookie Game (Juego de novatos) creado en 1994 donde participan los mejores Rookie. Desde el 2000  se enfrentan los novatos contra los jugadores que efectúan su segunda temporada en la NBA.

El Skills Challenge, (Desafió de Habilidades), creado en el 2003, donde se pone a prueba las aptitudes de los mejores pilotos.

El Tiro de un millón de dólares que ofrece la oportunidad a un americano sorteado de ganarse un millón de dólares si logra encestar un tiro desde la media cancha.

El Slam Dunk Contest (Competencias de volcadas) es sin duda el torneo más apreciado por el público. Todo el mundo se acuerda de los grandes duelos entre Michael Jordan y Dominica Wilkins, las volcadas de Spud Webb, o las hazañas de Vince Cárter…

El Fin de semana All-Star es una cita también valorada por las estrellas del espectáculo, se cuentan entre las numerosas estrellas que se pueden ver frecuentemente en las gradas. Arnold Swartzenegger, Justin Timberlake, Will Smith,  Jack Nicholson, Bill Cosby o Steven Spielberg.

Fuente: www.planetabasketball.com

Anuncios