El impresionante dispositivo que ven en la imagen de apertura del post es el Skiff Reader, un lector de libros electrónicos con un fantástica pantalla táctil de 1600×1200 píxels y 11.5”, súper delgada, capaz de presentar información de forma muy similar a como esta se presenta en la gran mayoría de revistas y periódicos.

El dispositivo cuenta con 4GB de memoria interna (3 para almacenar contenido y el resto para los archivos del sistema), con una ranura para una memoria SD externa. Posee además conectividad WiFi y 3G, además de soportar el traslado de información mediante un puerto USB 2.0. Cuenta también con audio integrado y, lo mejor de todo, es que su pantalla es flexible gracias a que esta hecha de una lámina de papel de aluminio. Esto permite también que la pantalla tenga solo 1 pulgada de espesor. La única desventaja es que esta tecnología no permite mostrar contenidos a color… por ahora.

Anuncios